El inglés y las casas – ¿Por qué las listas no funcionan?

Seguramente en algún momento de tu aprendizaje, por ejemplo después de una clase de vocabulario, phrasal verbs o idioms, te ha dado la sensación de que te quedan muchas palabras por aprender. Y tú, como buen alumno que eres, vas y le pides a tu profesor/a una lista de esas palabras para poder estudiarla en casa y así poder mejorar, seguir el ritmo… al fin y al cabo, no parece tan mala idea, ¿No?

Para responderos a esto, me gustaría hacerlo con una metáfora… Imaginad que vuestro aprendizaje del inglés fuera la construcción de vuestra propia casa.

En la construcción de tu casa intervienen muchos componentes (ladrillos, puertas, cocina, decoración…) de la misma manera que en la construcción de tu inglés intervienen mucho componentes (gramática, vocabulario, listening skills, pronunciación…). No sólo eso, también buscas que haya una harmonía entre los componentes (habitaciones/habilidades) que dependerá de tu estilo de vida en ambos casos.

Es decir, esa casa que tú vas a construir debe ser la más adecuada para ti, la que mejor te venga, la que cumpla tus necesidades (espacio, distribución, objetos decorativos, muebles…). Puedes no querer un casoplón de 900m2 de revista. De la misma forma, el inglés que contruyas quieres que sea el más adecuado para ti, el que mejor te venga, el que mejor cumpla tus necesidades, no el mejor del mundo. Puedes no querer un inglés perfecto de nativo, puedes simplemente querer un inglés que te permita desarrollar ciertas tareas (enviar emails, comunicarte verbalmente; aprobar un examen de un nivel en concreto…). Como ya hemos dicho antes, tanto tu casa ideal como tu inglés ideal dependerán de tus objetivos y estilo de vida.

A dónde quiero llegar con esto? A que cuando buscáis una lista por internet, lo que estáis buscando es una casa por internet. No vais a tenerla o no vais a vivir allí, aunque encontréis la casa o guardéis la imagen en el ordenador y la miréis de vez en cuando. De la misma manera, no vas a “adquirir” los conocimientos de esa lista por guardarla y acudir a ella una vez cada cuando te acuerdas. Al igual que puedes coger ideas de la casa e implementarlas en la construcción de tu casa, puedes coger ideas de la lista de phrasal verbs e implementarlas en tu construcción de phrasal verbs: por ejemplo, ideas de las que hablar, ideas de cómo relacionar contenidos etc. Peeero no puedes coger esa casa, no puedes coger la cocina de esa casa y hacer que sea tu cocina, al igual que no puedes coger esa lista y hacer que sea tu lista. ¿Por qué? porque no pega con tu decorado, no necesitas tanto espacio, tiene otra disposición y otras medidas o directamente quizás ni encaje. Bueno, pues tampoco puedes coger esa lista y hacer que sea tu conocimiento de phrasal verbs. Porque no se adapta, no encaja con el inglés que tú tienes. A lo mejor te sobran la mitad de phrasal verbs (al igual que te sobra la mitad de la cocina) a lo mejor esos phrasal verbs están organizados de forma diferente a como necesitas organizarlos tú (disposición de la casa) o simplemente, esos phrasal verbs no aparecen en los mismos contextos en los que te mueves tú, no pegan con el resto de tu inglés (decorado). 

Por lo tanto, querer construir tu inglés aprendiéndote mil elementos de una lista porque alguien los haya puesto ahí, es como querer construir tu casa con trozos de otra. Es coger los ladrillos de una casa, que alguien ha examinado, elegido, sellado y pintado, y usarlos para construir la tuya. ¿Qué va a pasar? Pues que te va a costar la vida llevártelos a tu casa, – es decir, te va a costar la vida estudiarte esa lista – es más, luego vas a tener que despegarlos, pintarlos a tu manera, y construir tu casa poniéndolos en como te gusten a ti. Lo mismo que con la lista de elementos que te intentas aprender, luego vas a tener que descartar la mitad de elementos, y reorganizarlos, buscando contextos donde te vayan a servir esos elementos. Pensándolo bien, esto es mucho más inefectivo, impráctico que elegir tú los ladrillos que tú quieras, los que mejor te vengan, pegarlos y pintarlos tú. En otras palabras, tu objetivo es dominar las palabras que aparezcan en las situaciones donde tú uses el inglés – tanto del input (información que recibes) como del output (información que produces)

Todo esto es un proceso gradual que debe hacerse de manera organizada en el tiempo para que no haya desbarajustes. Es decir, todos entenderéis que si aún estás construyendo los muros de la casa, no hace falta que dediques tiempo a decidir el color de la lámpara que vas a poner en la mesita de noche de la habitación para invitados, pues no es necesario en ese momento tampoco aprender un phrasal verb muy técnico que se usa en contextos en los que no te mueves aún, aún no estás en esa fase de la construcción de tu casa. 

Y así funciona. Poco a poco irás construyendo tu casa, es decir, irás creando conexiones entre tu inglés y el inglés de tu alrededor, que dependerá de tu contexto vital y de tus objetivos.

Hasta aquí la reflexión de hoy! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *